Mis clientes necesitan vender. Ese es el objetivo último de cualquier proyecto sea sólo de comunicación, de gestión, de internacionalización o simplemente de creación.

No voy a negar la situación, pero seguimos viviendo en una sociedad consumista.

Sin embargo, el esfuerzo que tenemos que hacer para realizar la venta es mayor que la de hace unos años aunque menor de la que otros tiempos.

¿Qué debo saber para vender más en mi negocio?

 

1)      Cuál es el perfil de mi cliente: conoces realmente a tu cliente, sus gustos, su perfil sociodemográfico y sociocultural. Si sabemos cómo es, qué nivel educativo tiene, qué canales de comunicación utiliza, que actividades le gusta realizar….. Podemos ofrecer un producto o servicio más adecuado a sus necesidades.

 

2)      Qué está haciendo la competencia: siempre es importante saber qué hacen los demás no para copiar, si no para aprender y mejorar. En materia de comunicación, de precios, de productos, de servicios….

 

3)      Formación de los productos que voy a vender. Parece obvio, pero esto se complica cuando trabajas en equipo, no siempre todos los vendedores conocen bien todos los productos o servicios ofertados.  Me he encontrado en numerosas ocasiones que el vendedor ofrecía el producto que más conocía independientemente de las necesidades del cliente y de la empresa.

Una vez que tengo información, debo llamar la atención al cliente potencial sobre lo que puedo ofrecerle.

¿Qué puedo hacer para vender más en mi negocio?

 

1)      Informar a los clientes ya existentes de todo el potencial de mi negocio. Los clientes a pesar de acudir frecuentemente a tu negocio, no tienen porqué conocer lo mejor de él. Es responsabilidad del vendedor ofrecer al cliente los productos más adecuados y que pueden variar en función de muchos factores internos o externos al cliente. Por eso conocer el perfil de nuestro cliente y una correcta formación son puntos clave para conseguir que los clientes prueben y adquieran nuevos productos que hasta la fecha desconocían.

 

2)      Aplicar políticas de satisfacción al cliente para que los clientes ya existentes se sientan leales a mi negocio o mi marca y quieran repetir su experiencia de compra. Una vez que tenemos un cliente, el paso siguiente es que repita su experiencia de compra con nosotros, es decir que compre una y otra vez. Para conseguirlo, necesitaríamos conocer su opinión sobre el negocio, marca, producto o servicio. Una encuesta de satisfacción puede ser un elemento muy útil.

 

3)      Apoyarme en mis clientes para conseguir otros clientes nuevos. Una forma efectiva y barata de obtener más clientes es aplicando políticas que propicien a clientes leales a traer a nuevos clientes como detallo en 13 claves para conseguir que un cliente promocione tu producto.

4)      Buscar nuevos clientes entre los clientes potenciales con un perfil similar al de mis clientes leales. Si tenemos información sobre quién compra mi producto o servicio, debemos intentar buscar nuevos clientes con perfiles muy parecidos en cuanto al nivel socioeconómico y/o sociodemográfico lo que evitará plantear políticas comerciales y de comunicación erróneas. Además sabremos mejor y de forma más precisa cómo y dónde captar a nuevos clientes.

 

5)      Buscar nuevos canales de distribución para expandir mi negocio o marca o producto o servicio. No debemos contentarnos con la misma forma de vender de siempre. Podemos encontrar nuevos canales de distribución que nos abrirán las puertas a nuevos clientes como es el caso de trabajar entre profesionales para los negocios de cara al público y al público para los sectores profesionales.  Además el comercio electrónico es un método efectivo de llevar a cabo un nuevo canal de distribución complementario y a costes reducidos.

6)      Buscar nuevos mercados de clientes con perfiles distintos a los de mis clientes leales pero que comparten los beneficios de mi negocio, marca, producto o servicio. Buscar nuevos mercados para la venta de un producto o una marca puede ser clave para garantizar la expansión del negocio. Siempre que éste te lo permita mirar a mercados fuera de España o fuera del territorio local nos ayudará a aumentar los ingresos por ventas. Cómo puede un profesional expandir su negocio en mercados exteriores  ó  10 consejos para crear tu propia red de distribución exclusivista.

 

Vender es más difícil que hace unos años porque existe mucha competencia y el poder adquisitivo de los consumidores se ha reducido. Por lo tanto hay que llamar la atención del cliente real y potencial para que nos elijan a nosotros para satisfacer esa necesidad de la que nuestro negocio destaca.

¿Qué haces tú para vender más?

 

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 1.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

La diferencia entre ser un buen vendedor y ser un simple dependiente., 1.0 out of 10 based on 1 rating