Hoy hablando con un cliente, lo hemos comentado: los pequeños comercios se suelen encontrar con una fuerte competencia: los fabricantes. Las nuevas tecnologías y en particular el comercio electrónico y las redes sociales han puesto en contacto a los fabricantes con los consumidores.

Los pequeños comercios deben de competir con fabricantes capaces de reducir el precio de venta de a los consumidores finales. Esa razón ha provocado la desaparición de muchos pequeños comercios.

 

¿Qué tipo de pequeño comercio tienden a mejor sobrevivir en nuestras ciudades?

1)      Franquicias: son fabricantes que deciden diseñar productos y venderlos en sus propias tiendas propias o franquiciadas. En ocasiones la fabricación propiamente dicha no les pertenece pero sí el diseño y controlan todo el proceso hasta la venta. En este caso, los fabricantes apuestan por hacer publicidad de marca, del punto de venta y del producto. Los vendedores son simples dependientes que ayudan y cobran al cliente.

2)      Pequeño comercio especializado y muy dinámico. Son pequeños comerciantes donde la personalidad del vendedor y en particular de su dueño es primordial. El producto pasa en uno segundo plano ya que el valor pasa por la capacidad del vendedor por conocer las necesidades del cliente y satisfacerla independientemente del producto que vendan.

 

¿Qué puede aportar el pequeño comercio especializado al consumidor para competir contra el fabricante?

1)      Conocer el perfil de su cliente. Las decisiones de compras las realiza probablemente la misma persona que vende los productos y que conoce lo que sus clientes necesitan.

2)      Ofrecer lotes de productos de distintos fabricantes y que puedan satisfacer mejor las necesidades de sus clientes. La capacidad del vendedor de reunir a varios productos en un lote y poder satisfacer una necesidad que no se conseguiría separadamente.

3)      Ofrecer un producto para cada tipo de cliente. Puesto que el vendedor trabaja con varios proveedores, conoce los puntos fuertes y débiles de cada uno y cómo pueden beneficiar a sus clientes.

4)      Ofrecer servicios de mantenimiento y/o instalación. Son servicios que Los fabricantes no ofrece y si lo hace lo subcontrata sin poder controlar la calidad.

5)      Ofrecer asesoramiento. Creo que este es el punto clave. Los vendedores especializados de pequeños comercios deben de conocer el producto pero además sentir pasión por él y que forme parte de uno mismo. Lamentablemente los vendedores en las franquicias, los vendedores no consiguen ese nivel de implicación.

6)      Ofrecer una experiencia de compra. Por el punto anterior, el vendedor de la tienda especializada debe poder transmitir su pasión por el producto trasladándosela al cliente. No es sólo ser amable es hacer divertida y apasionada la venta. Las redes sociales son herramientas muy utilizadas para trasmitir la experiencia de compra.

7)      Mi vendedor un experto en la materia: así debe percibir el consumidor al vendedor, es un experto y siente lo que dice.

8)      Ofrece un valor añadido. el vendedor especializado debe conocer su valor añadido y transmitirlo al cliente.

 

¿Te hace la competencia tu fabricante? ¿Cuál es tu estrategia para vender?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 6.7/10 (3 votes cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

La diferencia entre comprar a un fabricante y la venta en un pequeño comercio., 6.7 out of 10 based on 3 ratings