Soy consciente que estoy tomando un camino muy particular. Quizás porque soy mujer o porque simplemente he vivido en un ambiente de trabajo muy enrarecido, me siento muy cómoda al integral las emociones al mundo de los negocios y en particular al emprendimiento. Creo que mi conocimiento tanto práctico como teórico sobre el marketing y mi propia experiencia con los clientes,  me ha llevado a asociar la psicología y en particular la conducta humana al marketing y al emprendimiento.

Este cambio de paradigma me hace ver que el mundo de negocios deja de ser un hemisferio frío y calculador en el que los números mandan, a pensar que relaciones humanas y sus emociones y conductas toman el relevo en la toma de decisiones.

No he olvidado mis conocimientos en control y gestión pero los datos que recogen las estadísticas y los números son posteriormente interpretados por personas con emociones.

¿Pero esta afirmación cómo me da de comer?

1)      Conocer mis emociones me informa sobre el camino laboral a seguir. Mis gustos, mis miedos internos que frenan mi desarrollo laboral.

2)      Conocer mis reacciones y límites a la hora de emprender, me indica lo que soy capaz de hacer y lo que no.

3)      Conocer mis reacciones en la negociación con clientes, proveedores o financieros, mejora mis expectativas al poder transmitir mejor mis ideas y objetivos, lo que multiplica mis posibilidades de éxito.

4)      Conocer cuáles son mis áreas de mayor rendimiento y mis carencias para poder corregir estas últimas y potenciar las primeras en actividades comerciales y laborales asociadas.

5)      Conocer cuáles son mis objetivos en la vida y mi camino. Es mucho más fácil conseguir el éxito cuando sabemos cuáles es el objetivo.

6)      Tener paciencia sabiendo que estamos en el buen camino. El éxito no llega a corto plazo, por lo menos en mi caso, pero si sabes que estás en el camino correcto la espera se hace más llevadera.

Datos, estadísticas, informes, relaciones con clientes y mis propias emociones van a ser trascendentales en el devenir de mi negocio. Las personas con más éxito en la vida, personal y laboral, son las que saben administrar y gestionar sus emociones. En mi caso conocer mis emociones y saber cómo intersectan en mi negocio y en mi vida en general,  es una asignatura pendiente con la que trabajo diariamente para mejorar.

¿Conoces ya cómo tus emociones intersectan en tu negocio?

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: +1 (from 1 vote)

¿Conoces ya cómo tus emociones intersectan en tu negocio? , 10.0 out of 10 based on 1 rating