Existen varios tipos de personas y de emprendedores, los que son activos y van a por las cosas y los dejan que las cosas les sucedan. En los negocios como en la vida encontramos constantemente ambos tipos de personas. Este no es un post moralista, cada uno es como quiere y asume sus consecuencias. Esa forma de ser, se refleja en las estrategias de las empresas.

¿Cómo elegir formas de  llamar la atención a tu cliente?

1)      Entre las empresas más conservadoras.

Vendedores: no siempre tienen la formación ni el perfil adecuado o al menos en la mayoría de los casos. Formación, perfil y motivación son elementos indispensables.

Punto de venta: es mucho más que un local, debe transmitir la personalidad de la empresa, sus valores, es el primer punto donde se inicia la venta.

Publicidad masiva: en medios como prospectos, prensa, radio e incluso televisión para los que tienen mayores recursos.

Descuentos: ofrecer el producto o servicio a un precio menor que el habitual. Los descuentos son usados para llamar la atención y deben de ser utilizados a corto plazo. Los descuentos ayudan a aumentar  las ventas de forma muy puntual pero en ningún caso a paliar una reducción de ventas.

Webs son parte del marketing 1.0 en  las cuales las empresas muestran como en un catálogo online sus productos o servicios, su empresa y su contacto. Sin embargo no existe ninguna interactuación con los consumidores.

 

2)      Entre las empresas más activas.

Comercio electrónico: difundir los productos o servicios en varios canales de venta es importante para poder vender y tener éxito. Es importante saber hacerlo con profesionalidad pero dar el paso ya es buen comienzo.

Cupones descuento: formas de llamar la atención al cliente sin necesidad de realizar descuentos. Los cupones pueden ser ofrecidos en prensa escrita y pueden ser canjeados por productos o servicios a un precio menor de lo habitual y/o muestras de productos o servicios.

Premios a vendedores o fuerza de venta: para tener motivados a sus vendedores y que tengan en deseo de vender. El vendedor es fundamental en la venta y su motivación a influir mucho en el resultado.

Condiciones financieras especiales, otra forma de llamar la atención sin necesidad de hacer descuentos. Adecuar las condiciones de pago a las necesidades del cliente puede eliminar barreras importantes para la realización de la venta.

Sorteos son otra forma de llamar la atención al cliente y promocionar el producto de forma mucho más creativa y proactiva.

Programas de fidelización con el objetivo de conseguir la lealtad de los clientes a largo plazo e incluso utilizarlos como prescriptores para la captación de nuevos clientes.

Presentación en conferencias, ferias o exposiciones, frecuentadas por el público objetivo. Es una forma de ir a buscar al cliente sin esperar que éste entre en tu negocio.

Muestras gratuitas: puede ser una forma de introducir nuevos productos o servicios.

Precios del lote: presentar el producto junto con otros, en bloque y siempre con un precio inferior al individual.

Blogs: que permiten compartir información, interactuar con los clientes y presentar el producto o servicio con sus usos, beneficios y casos de éxito. Es más me atrevería a decir que para empresas lo ideal es una web con blog en el que fusionamos el marketing 1.0 y el 2.0.

Redes sociales: Seleccionar la red adecuada es importante tanto como el contenido y la periodicidad de la publicación.

Las empresas más activas buscan ante todo el contacto con el cliente de diversas formas, la interactuación online y offline y sorprender a su cliente con las políticas de promoción de ventas. Me gustaría saber tu opinión ¿a qué grupo perteneces, a los conservadores a activos?

Fuente: bloguismo.com

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 1.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

¿Sabes llamar la atención de tu cliente?, 1.0 out of 10 based on 1 rating