Todos sabemos que la red está en todos lados,  la llevamos en el bolsillo y no podemos estar sin ella pues es parte de nuestras vidas, más del 40% de la población mundial lo utiliza de forma habitual y existen sólo en facebook unas 1.500 millones de cuentas activas.
Viendo estos datos a todos lo que nos dedicamos a este mundo y queremos hacer algún negocio rentable, sea teniendo una tienda online, como blogger o SEO, pues muchas son las posibilidades en las nuevas profesiones que vamos viendo y que veremos con el paso de los años.

 

Pero hacer negocios en la red no es algo tan sencillo como sabemos ya los que llevamos unos años en esto, tenemos que ponernos de la parte del consumidor, algo básico en toda estrategia de marketing y además adecuarla a la red.

 

Hay un problema muy frecuente y es la saturación de publicidad y productos, sobre todo en las redes sociales pero también nos pasa si visitamos la web de cualquier periódico o una web bastante grande, llenan en exceso su plataforma de publicidad para obtener la máxima rentabilidad, pero ¿acaso es esta una forma viable de tener buenas ventas? La respuesta es simple, no…

 

Tenemos que pensar en todos esos condicionantes, el usuario medio de la red visualiza 1707 banners de publicidad al mes… con lo que ya empieza a tener cierta ceguera de la publicidad, directamente no la tiene en cuenta y salvo en determinados casos hasta es reacio a clickearla.

 

Si mediante técnicas diversas conseguimos que el visitante caiga en nuestra web, es bueno exponer soluciones, ser directos y francos, incluso exponiendo los puntos negativos, de esta forma le dejamos participar y juzgar, veo todos los días negocios que repiten hasta la saciedad frases como “tenemos el mejor precio” “calidad total” “los mejores en tal mercado” y sólo tienes que hacer un par de búsquedas en google para comprobarlo, el visitante medio de internet no cae en esos términos de juego.

 

Sin embargo si enseñamos con un video, con unos pocos puntos clave qué soluciona nuestro producto, si provocamos curiosidad e intentamos omitir que realmente lo que queremos es vender pues como es obvio queremos ingresos, hará que sea mucho más abierto para al final decidirse a hacer una compra, y lo más importante, si no la ha hecho en un primer momento volverá y hasta quizás sea una compra recurrente, algo que todos en la red queremos en un negocio, es más difícil ganar un cliente nuevo que mantenerlo y la clave es ante todo la transpariencia, pensar en él y luego en vender.

 

Pero espera…

 

¿He dicho hablar también de los puntos negativos?
Efectivamente, con la transparencia es más sencillo abrir las cortinas de la negación a ese visitante curioso que aterrizó en nuestra web, si un producto está más recomendado para un tipo o círculo determinado de personas que otro por alguna razón es mejor especificarlo a que se lleve una mala compra o tenga que devolverlo, algo que todos sabemos que nos perjudica como negocio en términos de costes.

 

Si un visitante puede evaluar si ese producto es adecuado, si incluso tiene toda la información de si le servirá o no, o si le puede gustar, va a estar más abierto a realizar una compra, va a estar más satisfecho y sobre todo la imagen que le daremos es excelente, lo que hará que aunque no realiza compra si en un futuro tenemos algún artículo adecuado, no lo pensará y efectuará la compra.

 

Andrés Ortega.

www.internetempleo.com

 

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 10.0/10 (1 vote cast)
VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0 (from 0 votes)

Vender sin vender, la clave en Internet, 10.0 out of 10 based on 1 rating